Valle de Aburrá

Medellín celebra el 20 de julio, 209 años de Independencia Nacional

 

Las familias disfrutaron del desfile realizado desde la Unidad deportiva María Luisa Calle en límites de la Comuna 15 – Guayabal y la Comuna 16 – Belén, el recorrido por la carrera 70 fue hasta el sector de Bulerías. El desfile inició con un saludo protocolario por parte de las fuerzas militares posterior a los discursos del alcalde de Medellín. Federico Gutiérrez y el gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez.

El 20 de julio de 1810 se dio inicio a sucesos que cambiaron a Colombia. Era viernes y día de mercado – cuando un criollo fue a pedir prestado un florero.

 

Los criollos tenían razones de fondo. En las juntas realizadas entre 1808 y 1810, a pesar de que los criollos fueron invitados, la representación era mínima: entre 36 peninsulares, había 9 americanos. Él 20 de julio se convirtieron en la gota que rebosó la copa. Esto hizo que los criollos por primera vez pensaran en la posibilidad de acatar un Estado- Nación. En consecuencia, se creó la junta de notables integrada por autoridades civiles e intelectuales criollos. Los principales personeros de la oligarquía criolla que conformaban la junta eran: José Miguel Pey, Camilo Torres, Acevedo Gómez, Joaquín Camacho, Jorge Tadeo Lozano, Antonio Morales, entre otros.

Comenzaron a realizar reuniones sucesivas en las casas de los integrantes y luego en el observatorio astronómico. En estas reuniones empezaron a pensar en la táctica política que consistía en provocar una limitada y transitoria perturbación del orden público y así aprovechar para tomar el poder español. Se propuso promover un incidente con los españoles, a fin de crear un conflicto que diera salida al descontento que existía en Santa fe contra la audiencia española. El objetivo era conseguir que el Virrey, ante la presión, constituyera ese mismo día la Junta Suprema de Gobierno, presidida por el señor Amar e integrada por los Regidores del Cabildo de Santa fe.

Don Antonio Morales propuso un incidente provocado y don José González Llorente se ofreció con gustoso. Los notables criollos aceptaron y decidieron ejecutar el proyecto el viernes, 20 de julio, fecha en que la Plaza Mayor estaría a tope de gente de todas las clases sociales, por ser el día habitual de mercado. Así fue como llegó el grito de independencia.

    

        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *