Infancia Opinión

NO MÁS SOFISMAS CONTRAS LAS TAREAS ESCOLARES

Partamos de los enunciados de pedagogos contemporáneos que nos ayudaran a entender el sofisma que se empieza a tejer frente a las tareas escolares.

Por: Sergio Cardona Godoy, Coordinador General Colegio San Gabriel de la Dolorosa, Coordinador de la Fundación San Giuseppe Da Copertino

En la era del conocimiento nos enfrentamos con la antítesis de la misma, que radica en el innecesario debate de si las tareas escolares son  útiles o inútiles,  si abolir las tareas escolares de nuestro sistema educativo o dejar sin compromisos escolares a los educandos para que “tengan tiempo de ser niños o adolescentes”.

Sabemos muy bien que “la causa de todo mal y sufrimiento es la percepción de escasez” (Humberto Maturana – Biólogo pedagogo chileno) es decir, cuando lo humano empieza a sufrir es porque tiene carencia de algo. Ahora bien, los niños, padres de familia y aunque no se crea, los docentes sufren por las “Tediosas” tareas escolares.

Buscando la génesis de este problema, cabe encasillar muchos aspectos,  pero empecemos por las partes de forma coloquial parafraseando las excusas de porque nos atormentan las tareas escolares.

  • Padres de Familia:es que no tengo tiempo y uno sale bien cansado del trabajo pa´ salir a hacer tareas, eso no es justo”

Génesis: No estamos preparados para hacer papás, porque el tiempo para los hijos es vital y más en acompañamiento formativo del conocimiento que conduce a  los hábitos de la responsabilidad, así sea haciendo tareas que en síntesis es un compromiso.

  • Estudiantes: “Las tareas no me dejan ser niño o adolescente;¡papá no es justo defiéndame!”

Génesis: Si los padres de familia están agotados y no les alcanza el tiempo para hacer tarea el resultado de este es justificar su postulado con el sofisma de pesares con sus hijos porque un compromiso (Responsabilidad) no los deja ser niños o adolescentes. Lo que lleva a que el estudiante este avalado por sus padres o acudientes para darle un  No a las tareas escolares.

  • Docentes: “Estos niños no hacen tareas, los papás no acompañan, por esos es que pierden y tiene bajos rendimientos académicos”.

Génesis: desconocimiento de la ley, en su principio universal que emana que la educación es una responsabilidad de la escuela, la sociedad, los padres de familia y el estado. Por lo cual cabe preguntarse para que se responda: ¿Están siendo direccionadas las tareas bajo una metodología apropiada para que las familias y los estudiantes se comprometan a la responsabilidad con el conocimiento?

  • Conclusión: No inventemos que son innecesarias las tareas, lo humano no se pierde con los compromisos, antes se complementa y forma a ciudadanos y no a sujetos híbridos  y escurridizos con los compromisos. No saquemos sofismas para excusar nuestros sufrimiento con las tareas escolares, ya que si sufrimos por eso es porque estamos reflejados en la génesis de porque se nos vuelven tediosas las tareas escolares.  Eduquemos en la responsabilidad y no en una era liquida y vacía que pretende evadir las responsabilidad.

Posdata: Si acabamos las tareas escolares, entre poco querremos acabar con los colegios y las escuelas y el horizonte de lo humano volverá a la caverna.

Foto. Tomada de Internet